Feminismo y prostitución caras de prostitutas

feminismo y prostitución caras de prostitutas

Estas microescenas apuntan a ilustrar el hecho de que la prostitución no es un fenómeno unívoco, mucho menos uniforme y que su heterogeneidad se complejiza con las diversas formas que la prostitución asume no sólo en distintos contextos y mercados, sino también en términos históricos y culturales.

Sin embargo, los matices y las diferencias se diluyen en el discurso abolicionista: La mirada antropológica es relevante pues, a través del trabajo de campo -su sello distintivo-, ella puede producir un conocimiento de primera mano capaz de disputar las posiciones hegemónicas y poner en cuestión los discursos generalizados y generalizantes.

Es una epistemología y una metodología que rechaza de plano la separación entre lo político y lo personal, entre pensamiento y emoción, y recupera, en todo momento del proceso de investigación, las experiencias de las mujeres Tarducci y Daich, La prostitución refiere tan sólo a una de entre tantas actividades posibles dentro de un mercado sexual mayor que incluye, por ejemplo, la pornografía, el sexo telefónico y virtual, y el "baile exótico", entre otras.

La prostitución es un sistema donde el estigma socialmente producido funciona como una estrategia patriarcal que atenta contra la autonomía de las mujeres Juliano, pero es también un sistema estratificado donde las distintas jerarquías sociales -clase, etnia, edad- operan de manera diferencial en la reproducción de las desigualdades.

Poco abordada desde las ciencias sociales, 15 este tipo de prostitución se presume independiente y libremente elegido. Se trata de mujeres que tendrían otras opciones pero que eligen la prostitución como vía de ascenso económico o por otras razones. Contando con la posibilidad de optar por otras actividades remuneradas, siendo independientes y autónomas, resulta difícil asignarles a estas mujeres el lugar de víctimas.

Algo similar sucede con lo que algunos llaman prostitución " amateur ", el caso de Marcela por ejemplo, mujeres que complementan un trabajo formal con el ejercicio independiente de la prostitución.

Las distinciones entre prostitución infantil y adulta, entre prostitución forzada y voluntaria o entre prostitución y trata son distinciones ideológicas, sugería MacKinnon en su Conferencia en la Facultad de Derecho. Las abolicionistas locales sostienen que no hay diferencia porque en la base de la prostitución se encuentra la violencia de género, la construcción de una categoría de mujeres disponibles para la satisfacción de la sexualidad masculina -mujeres mercancías cuyo deseo y placer nunca tiene cabida.

Su decodificación depende siempre del marco cultural y social en el que se inscriben y en la imbricación compleja de ese marco con las diversas y diversificadas formas de experimentar subjetivamente el sexo. Estas mujeres se presentan como autónomas e independientes y hablan de un trabajo consentido, lo cual no quiere decir que su actividad no involucre diversos grados y combinaciones de coerción, explotación, resistencia y agencia.

Como lo expresa una de las citas precedentes, estas mujeres no se sienten indignas ni víctimas, construyen otros sentidos de la sexualidad -el sexo como servicio, por ejemplo- que merecen ser explorados. Con todo, las abolicionistas también suelen tener razón y lamentablemente muchas veces la prostitución se torna violencia de género y violencia sexual contra las mujeres. La historia de Lorena o la de Mabel lo ilustran claramente.

Operó desde comienzos del siglo XX bajo el nombre de Sociedad de Varsovia -la que se encargaba, también, de algunas sinagogas y cementerios- y cambió su nombre a Zwi Migdal cuando la Asociación Judía para la Protección de Jóvenes y Mujeres la acusó de ser un refugio para tratantes y rufianes comprometidos en el engaño de inmigrantes ingenuas.

Agustín ; B ernstein ; Juliano ; K empadoo , ; Lamas ; Nencel ; Piscitelli , Personalmente he intentado, infructuosamente, comunicarme con Sofy y Maru.

Tampoco he podido contactar a Marcela. Ello así porque es en la red de relaciones que van configurando los distintos mercados sexuales y experiencias concomitantes, donde se construyen distintas dimensiones de agencia así como significados diferenciales respecto de lo que es o puede ser la autonomía. Comparing markets in female sexual labor". The University of Chicago Press.

Un Estado en busca de la profilaxis". La prostitución legal en Buenos Aires Cadernos Pagu , Nro. La marca del género: Toward a feminist theory of the state. Ethnography and Prostitution in Peru. Delgado de Smith y M. Journal of law and society , Vol. Transmitiendo el oficio de investigar con perspectiva de género". Nick, por ejemplo, afirma quedarse charlando un buen rato después del acto. Esa es, finalmente, la conclusión de los investigadores. Aunque casi todas las trabajadoras se han visto en situaciones desagradables, la mayor parte de clientes son capaces de respetar los límites que imponen.

En Titania Compañía Editorial, S. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación. Alma, Corazón, Vida Viajes. Barnés Contacta al autor. Tiempo de lectura 8 min. Manifestante protesta contra el arresto de los trabajadores sexuales de Rentboy. La mayor parte de los encuestados acudían a burdeles. También se nos acusa a las abolicionistas de no escuchar a las prostitutas, de enmudecerlas, de infantilizarlas.

Sin embargo, sacamos conclusiones de sus propios testimonios, de los datos que la realidad arroja. Y esto no lo decimos solo las que pedimos la erradicación de la prostitución: Es sororidad y no paternalismo lo que practica el abolicionismo; es reconocerlas como iguales, y como iguales que son, clamamos por su libertad. Y luchamos conscientes de que somos compañeras de la misma lucha; la lucha contra la opresión del patriarcado. Lucho y lucharé por la abolición de la prostitución.

El patriarcado y el capitalismo reproducen esta brutal forma de violencia contra las mujeres; el primero conceptualiza a las mujeres como un objeto hecho por y para la satisfacción del hombre. El capitalismo dice que todo objeto y persona es susceptible de ser comprado y explotado a fin de obtener beneficio. Porque soy feminista, quiero que las mujeres disfruten de su sexualidad libre, recíproca, sin coacción; que nadie las compre ni las venda para dar gusto a un macho.

Porque soy anticapitalista creo que no todo se compra ni se vende; que las personas somos fines y no medios a los que sacar un beneficio, instrumentos con los que hacer caja. Por esto digo que sexo y placer son exactamente lo opuesto a la realidad de la prostitución.

Feminismo y prostitución caras de prostitutas -

Toward a feminist theory of the state. Estas mujeres se presentan como autónomas e independientes y hablan de un trabajo consentido, lo cual no quiere decir que su actividad no involucre diversos grados y combinaciones de coerción, explotación, resistencia y agencia. Es importante reconocer que hay un sector de personas que se sienten a gusto con este trabajo. Ahora, espera cambiarla con su lucha. Yo no entiendo el trabajo lesbianas prostitutas madrid prostiputa una manera parcializada. Vine a España desde Argentina cuando tenía 11 años. Unas veces responden que lo sienten y otras que les deje en paz. También articulamos movimientos sociales, porque estamos frente a un monstruo que requiere del trabajo de muchas organizaciones, por tanto, nos parece fundamental la articulación política no solo a nivel local y nacional, sino también trasnacional. De entrada digo que se hagan muchas preguntas:

Tengo autonomía, tengo independencia económica y me deja tiempo libre para hacer otras cosas. En el texto que escribiste describiendo tus relaciones con los clientes había comentarios de gente que no se creía que todo fuera así de agradable. Choca mucho con la visión que ellos tienen de la vida y hay gente a la que eso le molesta.

Voy a citar un comentario de los muchos similares que te dejan: Hay tantas cosas mal en ese comentario Hago lo que quiero hacer, es como si dijera: Porque ahí nadie hace ese tipo de discurso.

No lo vendo, es una herramienta. Han decidido que es una opción mejor que otras. Eso ya te genera relación. También por haberme acercado a asociaciones. Estar activa en redes sociales diciendo que soy puta también ayuda, aunque lo de estar en redes no es algo que necesite personalmente.

En el sentido de que antes era un trabajo oculto, considerado denigrante, y a raíz de figuras como Sasha Grey, Stoya , o aquí en España, Amarna Miller , se ve que son personas independientes, con inquietudes, que no se esconden. He analizado mucho por qué el porno antes era algo horrible y ahora no lo es tanto. Es por figuras como ellas, por el trabajo que han hecho de visibilizar y profundizar en su persona: Soy todas estas cosas y elijo hacer porno porque me da la gana". Creo que con la prostitución también puede pasar, porque las putas jóvenes empiezan a no querer tener una doble vida, quieren hablar en primera persona, no que hablen otros por ellas.

También no tener prejuicios con el sexo, conocerte a ti misma y ser honesta contigo misma. Y sobre todo, tener una estrategia, tomar decisiones proactivas e inteligentes. Hay que tener un poco de mentalidad emprendedora. En tu blog contaste que el primer cliente fue muy bien. Fue difícil antes de empezar, estaba en plan "puede pasar esto, puede pasar esto otro Puse el anuncio y me empezó a llamar muchísima gente. Sentía bastante inseguridad y pasaron días antes de empezar realmente a trabajar.

Lo difícil fue superar mis miedos. Un eufemismo que se suele utilizar al hablar de prostitución es "vender su cuerpo".

Porque todo el mundo trabaja con su cuerpo. Ahí nadie hace ese tipo de discurso. Mi cuerpo no son los genitales, mi cuerpo es toda yo, y uso mi cuerpo y mi cabeza en el trabajo como cualquier otra persona. Un servicio íntimo con conexión sexual y humana. Dos personas iguales que quieren compartir un momento agradable sin presiones y sin culpa. Se produce un contexto de cercanía, teniendo claro que soy una persona, no una cosa para que te la folles. El problema es que la gente que empieza a prostituirse lo hace de forma precipitada por estar en una situación de necesidad.

Haces muchas referencias a que proporcionas "un espacio seguro". Esto no es "el cliente siempre tiene la razón". No, hago muchos filtros porque soy consciente de que no todas las personas que acuden a la prostitución tienen esta idea de las relaciones.

Hablemos del filtro de clientes. He notado que antes tenías en la web el teléfono y ahora lo has quitado.

Que llevo dos años trabajando y me he dado cuenta de que me llama mucho idiota. Tengo poca paciencia con cierto tipo de gente. Cuando pones tu teléfono en internet te llama mucha gente que solo ve tus fotos, el teléfono y te dicen: Ahora pido que me contacten por escrito y eso es muy diferente: Sí, el primer contacto es por correo pero luego te pediré hablar antes de la cita.

Quiero escuchar tu voz y asegurarme de que lo tenemos todo claro. Y cuando me he equivocado, ya tenía dudas de antes. Doy pie a que compartan lo que para ellos sea importante. Si alguien quiere algo especial me lo dice y veré si me apetece o no.

Para mí es importante fijar el día y la hora, que tengan claro que va a ser todo con preservativo y que tengan claras las tarifas. Los precios suben si se incluye en la cita salir a comer o acompañamiento a cualquier evento.

Una noche entera son 1. Lo he pensado, pero ahora mismo no me interesa mucho. A mí me gusta tener mi espacio y mi tiempo, no quiero hacer servicios que me condicionen tanto.

Pero sí que es importante para mí tener al menos un día libre, que suelen ser los lunes. Y no trabajo los días de regla. Cambia, depende mucho de mi predisposición. Me parece irrelevante hablar de cifras, e incluso invasivo. Por edad suelen ser de veintimuchos para arriba. Porque después de dos años me he dado cuenta de que es necesario educar a los clientes. Desde el anonimato es normal que digan barbaridades.

Es normal que haya gente que piense "ninguna mujer quiere eso". El problema es que mis clientes no son así, pero no escriben en foros. O escriben en foros de esa manera porque eso es lo que creen que tienen que hacer. Hace falta una regulación específica que se adapte a las demandas de cada tipo de prostitución. Sí, de hecho me escriben muchas personas diciendo: De entrada digo que se hagan muchas preguntas: A partir de ahí, haz una estrategia para conseguirlo.

Por muchos filtros que hagas, es un trabajo que sigue siendo una situación de riesgo. Todas las putas tenemos códigos de seguridad. Nunca me ha pasado nada. Sí, quiero una regulación que acepte que nosotras existimos y que acepte las demandas de cada uno de los tipos de prostitución. Hace falta una regulación que reconozca las particularidades de la profesión, y eso ahora no existe. Hay estudios que dicen que si en un país se regulariza la prostitución, eso atrae a las mafias de la trata.

Sí, he leído sobre eso. Pero vamos a ser lógicos: Si monto una tienda de ropa, eso tiene que estar regulado, no puedo tener a gente contra su voluntad.

Siento que es un trabajo al que puedo dedicarme siempre que quiera. No me lo planteo en ese sentido, cuando no quiera hacerlo no lo haré. Estoy trabajando también en otros proyectos: Quiero hacer contenido propio y rentabilizarlo por mi cuenta. También quiero seguir escribiendo en medios de comunicación, creo que eso puede ser una herramienta muy poderosa para concienciar.

En Titania Compañía Editorial, S. Y en tercero, la vida profesional. En estas tres esferas de la vida, las mujeres tienen muy difícil tomar decisiones por ellas mismas. La principal estrategia es la educación, que puede llegar a través de libros, viendo películas y hablando con otras personas. Si todo lo que has conocido es que se supone que te tienes que casar a los 10 años, y eso es todo, no te das cuenta de esa opresión. Hasta que otra mujer, de otra comunidad, te dice: Entonces, sí, puedes pensar 'vaya, no sabía que eso era posible'.

En mi caso personal, siempre respondo a los comportamientos machistas, pero de una manera amigable. Porque creo que uno de los problemas del feminismo es que estamos demasiado enfadadas, siempre combatiendo. Creo que hay que hacer un acercamiento amistoso y positivo al cambio hacia el feminismo. Bueno, la gente dice que yo soy extranjera, que soy americana, así que no entiendo su cultura.

También si voy a un restaurante con un amigo, el camarero saluda a mi compañero hombre pero nunca a mí. Y yo siempre les digo, de manera amable, 'hola, señor. Unas veces responden que lo sienten y otras que les deje en paz. La feminista polaca Karolina Wieckiewicz. Karolina es una activista feminista polaca que trabaja para la Federación para las Mujeres y la Planificación Familiar. Poco a poco trasladó esta perspectiva feminista al espacio del derecho y los derechos humanos, trabajando para luchar contra la trata, la violencia y el infanticidio.

Ahora, espera cambiarla con su lucha. Por norma general, el aborto es ilegal. Y las restricciones en el acceso a otros derechos reproductivos anticonceptivos, salud obstétrica, tratamientos de fertilidad… son también, de alguna manera, consecuencia de esta ley.

Para mí, es una señal evidente del posicionamiento de las mujeres y su lugar en la sociedad. Idealmente, para conseguir la liberalización de la ley del aborto. Las mujeres tienen miedo a hablar de su experiencia. Nosotros estamos intentando darles el apoyo que necesitan para dar la vuelta a esta situación: Como sociedad que lleva 23 años con esta ley, de alguna manera, nos hemos adaptado a esta situación. Como si el estado no quisiera tener ninguna responsabilidad en este asunto.

Que estos son los verdaderamente importantes, los que atraviesan la esfera de los "valores" y la "perspectiva de vida". Para mí, eso no es verdad. Intenta impulsar un sujeto político feminista en el país centroamericano con el colectivo laCuerda , fundado junto a otras varias mujeres tras el conflicto interno en Guatemala para crear un espacio que impulsara una democracia que tuvieran en cuenta a las mujeres.

La razón de ser del nombre tiene que ver con el rechazo que sentían como feministas: En Guatemala, las instituciones que mantienen y reproducen las opresiones machistas son la familia, las iglesias, la educación, el orden económico y político del Estado.

La oposición de las iglesias católicas y protestantes a la educación sexual laica, científica y con enfoque de género es tan fuerte, que a pesar de que existe una ley que la reconoce, ninguna institución del Estado la aplica y tampoco se respeta la ley de acceso a métodos anticonceptivos. Muchas violencias son reconocidas como delitos, pero otras no: Se propone cambios en la vida cotidiana que favorezcan su autoestima y descanso, la cooperación entre las personas que vivan en un mismo techo, la organización horizontal y la armonía con la naturaleza, rechazando cualquier tipo de violencia y abusos contra ellas y sus territorios.

No al acoso callejero, rechazo a la misoginia, por la educación integral en sexualidad, por el uso del condón, etc. Si las feministas abogamos por la despenalización del aborto, nos llaman asesinas; si defendemos el libre acceso a métodos anticonceptivos, nos nombran promiscuas; si defendemos las medidas afirmativas como las cuotas en cargos de elección popular , nos califican de discriminadoras; si defendemos nuestra libertad de expresión, nos consideran conflictivas.

Cuando nos pronunciamos por un Estado laico, nos entienden como mujeres sin moral que no merecemos ninguna confianza. Es activista por los Derechos de las Mujeres, especializada en Romnja, que son las mujeres gitanas de lengua romaní, y Calis, las mujeres gitanas españolas. Recientemente ha organizado el I Encuentro de Feministas Europeas Romnja en el Parlamento Europeo desde el que se lanzó la I Declaración sobre todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas Romnja.

Actualmente se encuentra terminando la carrera de psicología e investiga sobre el sexismo en las comunidades calés. Quiero empezar por recalcar que la mayoría de los mecanismos de opresión vienen del establishment masculino blanco.

La opresión que sufrimos los gitanos y gitanas también tiene género, y creo que tiene que haber medidas dirigidas a la liberación de este colectivo. Es importante hablar en términos de violencia, porque el sexismo y la opresión son eso: Dentro de la estructura dominante, que es la estructura institucional masculina paya, se genera violencia hacia las mujeres. En ese contexto, ocurre un "efecto pigmalión" dentro de las comunidades gitanas que provoca que los hombres gitanos aprendan de las estructuras del poder, dominadas por los hombres blancos, la manera en la que tratan a las mujeres.

Creo firmemente que son las instituciones las que tienen que cambiar y generar discursos prescriptivos, que marquen lo que se debe hacer sin generar estereotipos de género. Una de mis principales estrategias de lucha feminista es mi formación constante. Yo no entiendo el trabajo de una manera parcializada. También me gustaría destacar la lucha conjunta que tenemos las mujeres gitanas en redes que no son visibles y que se sostienen mediante estrategias de resistencia, de información, espiritualidad y apoyo.

Por poner un ejemplo: Ser una mujer feminista dentro de una cultura "aminorizada" que no es minoritaria, sino que ha visto reducido su representación e influencia social supone recibir críticas desde distintos frentes. En primer lugar, los hombres blancos payos machistas, que emiten las mismas críticas que les hacen a las mujeres payas, todo para sustentar su situación de poder.

En segundo lugar, recibo críticas también de mujeres payas porque buena parte de su modelo feminista se construye como un contraejemplo de la mujer gitana. Esto, que resulta sorprendente, se debe a que existen relaciones de poder dentro del propio colectivo feminista: De este modo, un colectivo determinado establece lo que es feminismo y lo que no, mientras que nosotras luchamos por aportar nuestra propia mirada.

Lo que sí que me he encontrado han sido hombres neosexistas tanto payos como gitanos que emiten comentarios negativos de todo tipo. Vienen a decirme qué es feminismo, y qué no. Su lucha empezó en , cuando decidió organizar a un grupo de mujeres empobrecidas en pequeñas asociaciones locales llamadas Shangam para impulsar su desarrollo social y económico.

Desde entonces, ha compaginado este proyecto con distintas campañas de concienciación y sensibilización sobre el acceso de mujeres y niñas a la educación y la sanidad, la formación de oportunidades de empleo y la visibilización del rol de las mujeres indias como motor del cambio y transformación social.

Las mujeres rurales trabajan dentro y fuera del hogar. Su sobreesfuerzo no se compensa con una nutrición adecuada debido a la pobreza extrema y al hecho de que el hombre tiene prioridad en caso de escasez de alimentos.

Por otro lado, las mujeres suelen casarse jóvenes y en muchas ocasiones abandonan la educación. Existe una enorme discriminación y un alto índice de violencia hacia las mujeres. Fundamentalmente, tratamos de dotar a las mujeres de las herramientas necesarias para su autonomía económica. Esto lo conseguimos facilitando microcréditos a través del Fondo de Desarrollo de la Mujer con los que emprenden pequeños negocios.

Sucede en todo el mundo. Parte fundamental de nuestro trabajo consiste en sensibilizar a los hombres, no solo a las mujeres. A pesar de que estamos lejos de afirmar que existe conciencia de igualdad en las comunidades donde desarrollamos nuestro proyecto, podemos decir que las mujeres antes apenas salían de casa y hoy encabezan manifestaciones". Ochy Curiel Imagen cedida a eldiario. Es impulsora y pionera de la corriente de feministas afrolatinas y afrocaribeñas, del lesbianismo feminista, de la corriente autónoma y del feminismo decolonial.

Es también cantautora y acude a la alegría para generar el cambio creando batucadas. Debo señalar que las opresiones machistas o patriarcales, en el contexto latinoamericano y caribeño, como en muchos otros, no han estado desligadas del racismo, de las desigualdades económicas, del heterosexismo y de otras maneras en que se expresa la violencia.

En la región se evidencia esta relación que se instaló en nuestros países y territorios desde el colonialismo europeo y que hoy, aunque tiene las mismas lógicas, tiene sus formas particulares. Pero a esas mujeres no las asesinan solo por ser mujeres, sino por ser mujeres, negras, indígenas o empobrecidas.

Todo lo anterior para decir que mi lucha no es en torno a lograr "la igualdad de la mujer".

feminismo y prostitución caras de prostitutas

0 thoughts on “Feminismo y prostitución caras de prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *